Dormir, tal vez soñar

Un apunte breve antes de irme a la cama, ya que esto va de las horas de sueño. La tentación en momentos de especial carga es reducir horas de sueño y la intuición dice que esto no es bueno. Pero exactamente ¿por qué? Este artículo da algunas claves:

  • En contra de lo que pueda parecer, dormir menos no parece afectar a la actividad diaria (comparando con una persona que haya dormido sus ocho horas canónicas).
  • El problema está en la concentración: cuando descansamos bien, el cerebro puede compensar las distracciones y hacernos recuperar el foco, mientras que con cuatro horas de sueño, es difícil o imposible.
  • Peor aún, no somos conscientes de que no estamos rindiendo bien.
  • La pérdida de sueño tiene los mismos efectos que una borrachera (esto tiene un ejemplo claro a la hora de conducir).

1361006_69050265

La conclusión del artículo apunta a uno de los mejores inventos hispánicos: la siesta. Claro, que todavía queda mucho para que pase a estar reconocida como una práctica saludable dentro de las empresas 🙂 . Felices sueños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s