Correr y presumir de ello

Cuando era pequeño, la educación fí­sica era la asignatura más odiosa de todas (pista: soy ingeniero). Con el paso de los años, a pesar de esos malos recuerdos, llegué a la conclusión más o menos forzada por dolores musculares de todo tipo de que habí­a que tomarse en serio la actividad física. Así­ que empecé a correr, una cosa barata y que no necesita grandes explicaciones.

La deformación profesional me llevó a apuntar tiempos y distancias, primero en una hoja de cálculo y después, a medida que mi teléfono evolucionaba, usando aplicaciones como Sports Tracker o Endomondo. El caso es que cada vez aguantaba más tiempo corriendo, así­ que hace año y medio me planteé correr la San Silvestre Vallecana del 2012.

Foto del twitter de Running 4 runners.

No voy a aburriros más con mis marcas (que son pobres) ni mis métodos de entrenamiento (mejorables). Lo que me parece interesante es cómo plantearse un objetivo a medio/largo plazo y usar tecnologí­a para alcanzarlo. En concreto, haciendo tres cosas que pueden no resultar tan intuitivas

  1. ¡Dilo en voz alta!: la forma más rápida de comprometerse con algo es tener testigos. Anuncia a los cuatro vientos que quieres perder peso, dejar de fumar o escribir un libro y tendrás un montón de recordatorios gratuitos y espaciados para que no te olvides de tu objetivo… digamos que resulta más difí­cil decepcionar a los demás que decepcionarse a uno mismo, así­ que este truco (sucio) ayuda a mantenerse firme.
  2. Presume de tus avances: una vez que hemos avisado, hay que seguir informando… alguien podrí­a pensar que llenar el timeline de Facebook o de Twitter con las últimas carreras o los últimos logros es un tanto aburrido, pero no creo que lo sean más que las notificaciones de juegos o los chistecitos virales. Aparte, esto permite enlazar con el siguiente punto…
  3. Encuentra gente con los mismos objetivos: compartir aficiones o retos con alguien es una de las formas más sencillas de tener motivación. Si corres habitualmente con alguien, o simplemente lo comentas, en el momento en que tú flaquees, ver que los demás siguen adelante puede ser el estímulo necesario para reengancharse. De nuevo, otro truquito mental, pero muy efectivo.
  4. ¿Por qué no aplicarlo a otras cosas?: no he contado mal, este es el cuarto punto. Una vez que consigues correr 10 kilómetros, perder peso o dejar de fumar de esta forma, merece la pena aplicar las mismas técnicas para otros objetivos ¿no? El blog que estás leyendo es la demostración práctica.
Anuncios

4 Respuestas a “Correr y presumir de ello

    • Te fallan las vocales :). Otro truco mental es la revisión de objetivos, cada semana te propones correr x días o x distancia y al final de la semana evalúas sí lo has hecho. Con el tiempo se te mete en la cabeza que tienes un compromiso con “alguien” y es más difícil saltárselo. Vale también para echar menos horas extra en el trabajo.

  1. Jajajaj, me encantan tus relatos 🙂 Pero éste en especial. A ver cuando llega el momento en el que escribas de los terribles dos años, creo que toda tu planificación se va a ir al garete 😉 pero aquí estoy yo para hacer de Supernanny. Besitos 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s